Tratamiento al Ácido Hialurónico

Tratamiento al Ácido HialurónicoTiene como función fundamental retener el agua y otras sustancias en los tejidos a fin de dar volumen y tonicidad a la piel, reducir las líneas faciales y rellenar las arrugas. Combate todos los signos del paso del tiempo.

Muy preciado en cosmética por su gran poder hidratante, está presente en la dermis como componente de la Sustancia Fundamental que baña las fibras de sostén, otorga densidad y turgencia al tejido. Absorbe grandes cantidades de agua, almacenando la humedad (un gramo de ác. hialurónico puede absorber hasta tres litros de agua).
La concentración del ácido hialurónico tiende a disminuir con la edad y, como consecuencia, la piel pierde su aspecto liso y turgente. Esta es una de las principales causas del envejecimiento cutáneo.
Aproximadamente, partir de los 25 años, la piel va perdiendo la capacidad de absorción del agua debido a que las células pierden poco a poco su capacidad de producción por lo que disminuye también la producción de ácido hialurónico; la piel se deshidrata, se reseca y pierde volumen, lo que favorece la aparición de arrugas.
A los 60 años sólo conservamos un 10% de las reservas naturales de ácido hialurónico.

¿PARA QUIÉN Y CUÁNDO PUEDO UTILIZARLO?
Puede ser utilizado por cualquier piel con arrugas o deshidratada. Ideal para piel seca, cansada o dañada por el sol, o para arrugas verticales (labios y pliegues nasogenianos) y horizontales (frente, sienes y bolsas). Efecto piel seda, suave y tersa.
No importa la edad y puede realizarse en cualquier momento del año, incluso en verano.
Es un tratamiento con espectaculares resultados desde la primera aplicación y que no tiene ninguna contraindicación.
Lo ideal sería realizarlo 1 vez por semana, cinco semanas consecutivas y que la clienta utilice en casa PHILTRE VITAL y la MÁSCARA HYALURONIC INTENSIF.